Justificación

El agotamiento de los combustibles fósiles, la contaminación del medio ambiente, la disminución de la capa de ozono y los cambios climáticos son provocados por las formas tradicionales en el suministro energético, en particular en la tecnología del transporte. De conservarse la misma tendencia en los próximos 10-15 años se espera el derretimiento de los glaciares, pérdidas de cosechas y catástrofe ecológica.

Para detener este proceso, es preciso cambiar paulatinamente el balance energético hacia el uso de fuentes renovables y tecnologías no contaminantes. Por otro lado, la seguridad del ser humano tanto en la conducción de vehículos como en su libertad para caminar por las vías de comunicación terrestres se siguen buscando al diseñarse nuevos medios de transporte tanto masivos como familiares, sin embargo, no ha sido posible evitar tantos accidentes ocasionados por diferentes factores que involucran al conductor y el peatón.

Ahora es bien sabido que las tecnologías de los sistemas de tracción eléctricos, híbridos eléctricos y otras tecnologías más sofisticadas como lo son vehículos eléctricos a base de hidrógeno empleando celdas de combustible, son algunas de las soluciones más prometedoras del vehículo para el futuro previsible.

El desarrollo de vehículos de motor de combustión interna (CI), y en especial automóviles, es uno de los mayores logros de la tecnología moderna. Los automóviles han hecho grandes contribuciones al crecimiento de la sociedad moderna, satisfaciendo muchas de las necesidades de movilidad en la vida cotidiana.

En las últimas décadas, las actividades de investigación y desarrollo relacionados La contaminación del aire, el calentamiento global y el rápido agotamiento los recursos naturales no renovables de la Tierra son los problemas de interés primordial. Con el transporte han hecho hincapié en el desarrollo de alta eficiencia, limpieza y transporte seguro.

“Los vehículos eléctricos (EV), los vehículos eléctricos híbridos (HEV), y los vehículos de celdas de combustible han sido propuestos para sustituir a los vehículos convencionales en un futuro próximo.”

En la actualidad, todos los vehículos se basan en la combustión de hidrocarburos (HC) para obtener la energía necesaria para su propulsión. La combustión es una reacción entre el combustible y el aire que libera calor y productos derivados de la combustión.

La escasez en el suministro de petróleo provoca una grave desaceleración de la economía, resultando en daños de los bienes perecederos, pérdida de oportunidades comerciales, y la eventual imposibilidad de realizar negocios. En la búsqueda de una solución a los problemas asociados con el consumo de petróleo, hay que tener en cuenta los costos inducidos. Muchos de los costos inducidos no se pueden considerar para hacer valer los beneficios de una eventual solución. La solución a estos problemas, tendrá que ser económicamente sostenible y comercialmente viable sin subsidios del gobierno a fin de sostenerse a largo plazo.

De seguir las tendencias actuales relacionadas al descubrimiento de petróleo y el consumo, los recursos mundiales de petróleo sólo alcanzarán para el año 2038.